po-e-mes

Aún es peligroso llamarte
hoy que resulta tentador añorarte sin sueño